Cuando la lactancia se acorta

Existe una pequeña cantidad de mujeres que experimentan una merma en la cantidad de leche que producen, a partir del cuarto o quinto mes, de modo tal que no alcanzan a satisfacer las necesidades de su bebé.

Esto se manifiesta cuando el bebé no aumenta de peso lo suficiente o directamente no aumenta de peso en un período de 4 a 5 semanas (un bebé muy delgado).

Por lo general, en estas circunstancias, la cantidad de leche no aumenta aunque la madre intente alimentarlo más seguido y descanse más. Sin embargo, es muy importante que los bebés tengan una nutrición adecuada.

Leche materna vs. biberones

Generalmente la alimentación del bebé con biberones de leche maternizada interfiere con la lactancia, o a veces los bebés rechazan los biberones.

En esos casos puede resultar una buena opción comenzar a ofrecerles durante esos meses y con la indicación del pediatra una papilla de arroz, frutas y algunos vegetales para complementar su dieta, sin interrumpir la lactancia, con la cual podrá continuar durante el resto de su primer año, o inclusive durante un período mayor.

De todas maneras, su pediatra será quién mejor pueda indicarles cuándo y qué alimentos comenzar a darle a su bebé.

comentarios

Uso de Cookies

Este sitio web utiliza cookies para ayudarnos a brindarte la mejor experiencia cuando nos visitas.
Conoce nuestra Política de Cookies.

Aceptar

×