Ecografía de la semana 12

Ecografía de la semana 12

Si aún no te has realizado ningún tipo de ecografía y estás alrededor de la semana 12, tu profesional de la salud puede sugerirte una. Hay muchas razones para realizarse una ecografía en esta etapa, una de las más comunes es para identificar anomalías cromosómicas congénitas como Trisomía 21, más conocida como síndrome de Down. Esta anomalía se da por la existencia de un cromosoma adicional en cada célula del cuerpo.

Las personas con síndrome de Down tienen discapacidades físicas y mentales. Las mujeres mayores tienen más riesgo de tener un bebé con síndrome de Down.

Cuando una mujer tiene 12 semanas de embarazo, el riesgo de tener un bebé con Síndrome de Down puede ser evaluado con bastante exactitud. Cuando el feto tiene síndrome de Down tiende a tener más líquido en la base de su cuello, región conocida como el área del pliegue de la nuca.  Este fluido se puede analizar mediante una prueba llamada translucencia nucal. El líquido de un feto con síndrome de Down es más espeso que el de uno que no tiene.

Vale la pena recordar que un valor de pliegue de nuca por encima del promedio, no es una garantía de que el bebé tendrá anomalías cromosómicas. En caso de sospecha de síndrome de Down, se deben hacer pruebas como análisis de sangre, prueba de muestreo de Villor Chorion o una amniocentesis.

¡Veo mi bebé!

La ecografía de la semana 12 puede ser la primera vez que los padres vean a su bebé así que éste es un momento de emoción y nervios.  Es completamente normal que los padres sientan que su bebé no se está desarrollando como debería y desarrolle aprensión antes del procedimiento. Ésta es una de las razones por las que se recomienda la ecografía de la semana 12.

Uno de los beneficios de tener una ecografía en este momento del embarazo es que, si se encuentran complicaciones, los padres pueden tener la opción de continuar o no con el embarazo. Las recomendaciones médicas sobre este tema son muy importantes, los sistemas de creencias éticas, religiosas y personales también deben ser cuidadosamente equilibrados y sopesados.

Los padres necesitan sentirse completamente informados y cómodos con las explicaciones proporcionadas por el médico que realiza la ecografía de la semana 12. El seguimiento del equipo de salud es igualmente importante.

¿Qué es una prueba de detección del primer trimestre?

Los profesionales de la salud a menudo sugieren que una madre embarazada se haga un análisis de sangre en la semana 10 con el fin de realizar una medición de las hormonas de embarazo y si hubiese alguna anomalía cromosómica, los valores podrían estar fuera del rango normal.

Estos análisis de sangre, en combinación con la ecografía de la semana 12, proporcionan lo que se conoce como "Prueba de detección del primer trimestre". La edad de una madre, los resultados de la prueba de sangre y la ecografía, proporcionan una imagen personalizada del riesgo de tener un bebé con síndrome de Down. Esta prueba no es un diagnóstico definitivo de los problemas cromosómicos sino una evaluación del riesgo. Si hay preocupaciones, entonces se deben hacer más pruebas.

¿Cómo se hace la ecografía de la semana 12?

La ecografía de la semana 12 se hace generalmente sobre el abdomen de la madre. Aunque no siempre es necesario tener la vejiga llena, el médico puede recomendarlo con el fin de ayudar a levantar el útero de la pelvis y ver más fácilmente el feto. A veces es necesario hacer una ecografía vaginal para lograr imágenes aún más claras.

Razones para realizarse una ecografía en la semana 12

Para comprobar que el feto se está desarrollando correctamente. Mediciones del cráneo del feto: la distancia biparietal se calcula y se compara con longitudes estándar para fetos de edades gestacionales similares.

Para ver si el feto tiene ritmo cardiaco. Esto debe ser claramente detectable en la ecografía de la semana 12.

Para confirmar las fechas del embarazo y estimar la fecha de nacimiento.

Para comprobar la cantidad de fetos presentes.

Para verificar el tamaño del feto y el desarrollo de la placenta.

Para medir la cantidad de líquido en la base del cuello del feto y hacer una evaluación personalizada del riesgo de tener síndrome de Down. Si las ondas de sonido de la ecografía regresan sin eco (traslucido), significa que existe un espacio lleno de fluido.

Para verificar otras anomalías físicas en el feto.

Para comprobar posibles complicaciones en el útero, las trompas de Falopio y la región pélvica.

¿Qué más se mide durante en la ecografía de la semana 12?

La longitud especifica del feto, desde la cabeza hasta el final. Esto se conoce como la longitud de la horquilla a la corona.

Un chequeo general de los órganos y estructuras internas de la madre y del feto.

Muchos padres se sorprenden por la cantidad de detalles que pueden ver en la ecografía de la semana 12, así como por los movimientos y la agilidad de su feto. Por supuesto, a las 12 semanas de gestación es demasiado pronto para que una madre embarazada sienta que su bebé está en movimiento por lo que puede ser una sensación extraña mirar el monitor, ver el movimiento y no ser capaz de detectarlo físicamente.

Muchos padres sienten una conexión emocional instantánea con su bebé cuando lo ven por primera vez. No es raro que los padres digan que hasta la ecografía de la semana 12, la idea del embarazo era un poco extraña e incluso irreal, pero ver a su bebé en lugar de hablar de ello y tener que usar su imaginación, hace toda la diferencia.

¿Cuándo sabré si todo está bien en la ecografía de la semana 12?

Deberías saber de inmediato si todo va bien. Si te has realizado análisis de sangre de antes de la ecografía y ya tienes los resultados, entonces deberías conocer el diagnostico una vez finalizada la ecografía. Muchos profesionales de la salud recomiendan que las madres se realicen un análisis de sangre en la semana 10.

El médico será capaz de hablar a lo largo del procedimiento y girar la pantalla para que puedas ver lo que está pasando durante la ecografía. Es posible que haya un monitor solo para ti y tu pareja. Si tienes curiosidad, pide al médico que le diga lo que está revisando.

Si el médico no está seguro o quiere una aclaración, a menudo pedirá a un colega que entre en la habitación y eche un vistazo a la ecografía. Obviamente, esto puede ser un proceso bastante desconcertante, especialmente si no hay motivo para que haya alguna complicación.

¿Qué tan precisa es la prueba de detección del primer trimestre?

Actualmente, se considera que la prueba de detección del primer Trimestre es la prueba más precisa para el Síndrome de Down. Generalmente, cuando los resultados muestran un alto riesgo de tener un embrión con síndrome de Down, el siguiente paso es realizar el muestreo de Villus coriónico o una amniocentesis.

Tener un resultado de bajo riesgo para la prueba de detección del primer trimestre no es una garantía de que no habrá una anomalía cromosómica. Lo que permite es categorizar el embarazo en riesgo creciente o decreciente.

¿Cuánto tiempo dura la ecografía de la semana 12?

Por lo general son consultas de 30 minutos, los cuales le dan al médico suficiente tiempo para realizar un chequeo exhaustivo y una evaluación completa. No obstante, trata de no agendar la consulta entre un montón de otras tareas que necesites hacer el mismo día.

Procura tener algo de tiempo antes y después de la consulta para que puedas llegar a la cita con suficiente tiempo y tener la oportunidad de reflexionar sobre ella después. Pídele a tu pareja que esté contigo durante el día y traten de ver de esto como un evento para compartir en pareja.

Algunas parejas optan por llevar a sus padres, quienes ven esto como una oportunidad para conocer a su nieto por primera vez. El cómo manejar esto es algo personal, solo ten en cuenta que las habitaciones de ecografía pueden ser bastante pequeñas por lo que acomodar más que un par de personas puede convertirse en un desafío.

¿La ecografía de la semana 12 forma parte de los cuidados rutinarios que debo tener durante mi embarazo?

Las ecografías durante el embarazo se ofrecen rutinariamente porque proporcionan una alternativa excelente para diagnosticar problemas y son procedimientos de bajo riesgo, no invasivos y de costo relativamente bajo, teniendo en cuenta la cantidad de información que ofrecen. Sin embargo, tu eres totalmente libre de tomar tus propias decisiones con respecto a si deseas realizarte ecografías o no.

Algunos padres son arraigados a la idea de que realizarse una ecografía no está bien. Parte de su razonamiento se basa en que, si se encuentran anomalías, entonces se deben tomar decisiones en torno a los hallazgos.

Algunos padres optan por esperar a la semana 18-20 para realizarse una ecografía pues sienten que la semana 12 es demasiado temprana para poder ver gran parte del desarrollo de su bebé. Si tienes alguna duda, consulta con tu profesional de la salud sobre tus necesidades personales.

comentarios