El arbolito de Navidad, un adorno seguro

Lo que hay que tener en cuenta para que, además de ser un objeto atractivo, no presente riesgos para los más pequeños.

El arbolito de Navidad, un adorno seguro

Las luces, los adornos, el tamaño y los colores son un centro de estimulación para los más pequeños de la casa. Elegir y decorar este detalle tradicional y central de la Navidad es una oportunidad hermosa para compartir con nuestros hijos.

La base, bien asentada

No es de extrañar que tu pequeño se sienta muy atraído por el árbol de Navidad y es posible que se acerque con frecuencia a mirar en detalle todo lo que tiene este novedoso objeto de la casa. Por eso, es fundamental que la base esté bien asentada para evitar posibles vuelcos y accidentes.

Al rincón

El lugar donde será ubicado el arbolito de Navidad es clave para evitar tropiezos y caídas. Lo más recomendable es que se ubique en algún rincón de la sala, para que no interfiera en las zonas de paso.

Cuidado con las ramas

Si están al alcance de tu hijo, son una invitación constante al tironeo. Incluso, al pasar cerquita de ellas, puede causar algunas heridas en el rostro o en el cuerpo del niño. Lo mejor, entonces, es recortarlas.

comentarios

Uso de Cookies

Este sitio web utiliza cookies para ayudarnos a brindarte la mejor experiencia cuando nos visitas.
Conoce nuestra Política de Cookies.

Aceptar

×