Importancia de la leche materna para tu bebé

La leche que produce tu cuerpo es el mejor alimento que le puedes dar a tu bebé. No sólo le ofrece todos los nutrientes que necesita para su crecimiento sino que también crea un momento único entre madre e hijo.

Importancia de la leche materna para tu bebé

La lactancia proporciona variados beneficios para la mamá, el papá y el bebé. Algunas ventajas tienen que ver con los siguientes temas:

• Nutrición
• Protección
• Estimulación
• Conveniencia

Nutrición

Lo principal que le ofreces con la leche materna a tu bebé es una alimentación que ha sido producida por tu cuerpo pura y exclusivamente para él.

La leche materna contiene todos los nutrientes, proteínas, azúcar, grasas y vitaminas que el bebé necesita hasta los 6 meses para crecer y desarrollarse óptimamente. La leche, al contener este equilibrio justo de nutrientes, ayuda a tu bebé a mantener su peso adecuado.

Protección

Uno de los mayores beneficios que le brinda la leche materna a tu bebé son los anticuerpos que contiene, fortaleciendo su sistema inmunológico. De esta forma se reducen las posibilidades de que tu bebé pueda contraer algún tipo de infección de oído, respiratoria, urinaria o gastrointestinal (diarrea infantil).

Las posibilidades de muerte súbita también son reducidas, al igual que la probabilidad de que tu bebé desarrolle algún tipo de alergia, como el asma.

Por otra parte, la leche materna es el alimento más fácilmente asimilado por su sistema corporal inmaduro, por lo que le produce menos gases y malestares que otro alimento.

Estimulación

Otra importante ventaja son los ácidos grasos que contiene la leche materna, ya que ayudan al desarrollo del cerebro de tu bebé. Además, tu leche se va adaptando a las necesidades de tu bebé, por lo que siempre le va a brindar lo que él necesita.

Por ejemplo, durante los primeros días luego del parto, la leche es amarilla, espesa y se le llama calostro . Tiene una gran cantidad de proteínas y sustancias del sistema inmune, que es lo más importante para tu bebé en sus primeros días de vida.

Del mismo modo, la leche producida por una mamá de un bebé prematuro es diferente a la de un bebé nacido en término.

Contención

Con tu leche no sólo favoreces la alimentación de tu bebé, también lo ayudas a relajarse en momentos que le pueden producir ansiedad como los cambios en su rutina, por ejemplo, un viaje largo.

Al amamantar, debido al contacto físico, y la atención que le brindas a tu bebé, se crea un vínculo muy especial entre tú y él que dura para toda la vida. ¿Será por eso que las mamás saben qué les pasa a sus hijos con sólo mirarlos?

Conveniencia

La leche materna siempre va a estar allí para el bebé cada vez que tenga hambre, sin importar el lugar o la hora. Siempre va a tener la temperatura ideal y sin posibilidad de haber estado en contacto con bacterias del exterior.

¿Hasta cuándo?

Por todas estas razones, la Organización Mundial de la Salud recomienda la alimentación del bebé exclusivamente con leche materna hasta los seis meses de vida y complementaria hasta los 2 años.

Por supuesto, la duración de la lactancia dependerá de la situación de cada mamá y cada bebé y seguramente con tu pediatra irán viendo cuál es la extensión que beneficiará más a ambos.

comentarios