La cesárea

La decisión de realizar una cesárea puede ser de urgencia, en la mayoría de los casos, o programada. Generalmente se realizan por complicaciones que surgen durante el trabajo de parto.

La cesarea-2

La decisión de realizar una cesárea puede ser de urgencia, en la mayoría de los casos, o programada. Generalmente se realizan por complicaciones que surgen durante el trabajo de parto.

¿Cómo es una cesárea?

La cesárea es una cirugía en la que a través de una incisión en la pared del abdomen y del útero se extrae al bebé, como así también las membranas y la placenta.

Con el paso del tiempo este procedimiento ha ido evolucionando mucho, mejorando las condiciones de su realización e indicación y aumentando así su uso. Se realiza en un 10 a 20% de los partos, aunque las cifras varían de un centro clínico a otro.

Motivos de un parto por cesárea

Para una cesárea pueden ser absolutos, en los que la única vía posible para el parto es esta operación, o también pueden ser relativos. Muchas veces se decide el nacimiento por cesárea por un conjunto de causas, que de presentarse en solitario no obligarían a la misma. Estas causas son muchas, y por lo general se las dividen entre causas maternas, del bebé, o ambas.

Sólo como ejemplo algunas son:

• Útero deformado o con cicatrices

• Infección activa por el virus del herpes genital

• Problemas con la placenta

• Problemas con el cordón umbilical

• Sufrimiento fetal agudo (disminución de la llegada de oxígeno al bebé manifestada como aceleración o enlentecimiento del ritmo cardíaco fetal)

• Trabajo de parto que no progresa.

• Incompatibilidad entre el orificio de la pelvis materna y el tamaño del feto.

• Complicaciones médicas como la eclampsia

¿Cómo se hace una cesárea?

El primer paso es la aplicación de la anestesia, ya sea epidural o espinal. En algunas complicaciones los médicos recurren a la anestesia general. Cuando la anestesia ha surtido efecto se procede a realizar la incisión abdominal.

En el caso de que ya hayas tenido una cesárea se utilizará como guía la cicatriz anterior. Cuando el ginecólogo practica una cesárea puede realizar dos tipos de incisiones:

• Vertical, se usaba en casos de partos complejos, como embarazos múltiples por ejemplo

• Horizontal, Es la más usada hoy en día y se conoce como “estética” porque queda por debajo de la línea de la ropa interior.

Luego del corte el médico sacará el bebé de forma manual, le corta el cordón umbilical, saca la placenta y empieza a coser la incisión. Cerrar esta incisión puede tardar en promedio media hora.

Al término de la cesárea las enfermeras te colocarán una faja para que tu útero descienda y para proteger la cicatriz de la cesárea que, en definitiva, es una cirugía (que supuso la colocación de una anestesia, generalmente local, pero según el caso, incluso podría ser general). Además te prescribirán analgésicos y antibióticos para disminuir los dolores que produce el corte, el tirón de la cicatriz, y para evitar una cesárea infectada. En promedio las mujeres que viven una cesárea duran 3 o 4 días en la clínica durante su recuperación.

Después de una cesárea

Para algunas mujeres la cesárea no supone ningún trauma aparente. Para otras (sólo una minoría), en cambio, la cesárea genera una compleja reacción psicológica con algunos sentimientos de pérdida y de fracaso. Aunque en esos casos, poco frecuentes, podría decirse que se trata de mamás que están atravesando la llamada “depresión post-cesárea” o también conocido síndrome de estrés post-traumático.

Cesárea y recuperación

¿Por qué los efectos psicológicos de la cesárea son tan diversos?

• La primera explicación son los factores obstétricos que decidieron la cesárea y el modo en que se llevó a cabo la intervención.

• Si la cesárea fue urgente y motivada por una situación de sufrimiento fetal la mujer posiblemente esté más predispuesta a experimentar mayores dificultades después del alumbramiento. Necesitarás más tiempo para asumir lo que viviste e integrar la experiencia.

• Si la intervención de desarrolla con anestesia general el malestar psíquico suele ser mayor.

• En cambio, las cesáreas programadas pueden permitir que la mujer se prepare mejor psicológicamente para la intervención.

Otro aspecto crucial es la calidad de la atención que recibas durante la recuperación de la cesárea. Si la mujer se ha sentido partícipe de la decisión, si ha sido bien informada de las opciones, y sobre todo si ha percibido la cesárea como imprescindible es más probable que la asimilación sea relativamente sencilla. Cuanto más acompañada estés por tu entorno familiar y social y conozcas la implicación de la cesárea y sus cuidados, más se favorecerá tu recuperación física y psicológica. Sin embargo, se debe tener en cuenta que así el nacimiento se de por cesárea o parto son fundamentales los cuidados médicos, el apoyo emocional y el de su pareja en el periodo postparto.

 

comentarios