Semana 33: mayor independencia

Cuando el bebé llega a los ocho meses atraviesa una etapa muy importante para su crecimiento: comienza a gatear con mayor agilidad y, poco a poco, inicia su camino a la independencia. Acompáñenlo en cada paso y disfruten junto a él.

401_f2

¡Ya es más independiente!

¡No te alarmes si lo ves angustiado! Como tu hijo se está separando de tú expresa mayor desconcierto.

Asimismo, puede ocurrir que tu bebé llore mucho durante el día y se despierte más de lo habitual durante la noche. Además, es posible que quiera estar contigo más que antes y que no quiera ir en brazos de otros familiares u oculte su cabecita en tu hombro escondiéndose.

Intenta no sentirte preocupada por demás, al atravesar por este proceso tu bebé puede molestarse con mayor facilidad, por ello te recomendamos que lo cuides y contengas con especial atención. Está atravesando la etapa comúnmente conocida como angustia del octavo mes.

Para transitar este difícil momento te proponemos un juego divertido que lo ayudará. Puedes esconderte detrás de una cortina, toalla o almohada diciéndole que no estás. Tu bebé te mirará con atención. Luego, descubre tu rostro diciéndole “acá estoy”. Vas a ver que tu bebé te sorprenderá con una hermosa sonrisa. Este juego le permitirá ir comprendiendo que aunque a veces salgas, siempre regresas. También puedes hacer este juego con su muñeco preferido o algún objeto que suela manipular.

Si tu bebé aún no está pasando por esta etapa, no te preocupes, no todos los bebés crecen al mismo tiempo. Es bueno respetar sus tiempos y su desarrollo. Sigue tu instinto y acompáñalo como siempre.

Si bien esta etapa no es fácil, te sugerimos adoptar cierta disciplina. A partir de este momento, tu bebé puede comprender tus palabras y puedes marcarle algunas pautas de conducta. Establecerle tiempos y controlar que no se canse demasiado, le ayudará a no sobre-excitarse.

comentarios